¿Quién no ha deshojado una margarita en su vida para saber si su amor es correspondido? Pero aunque podríamos disertar sobre el amor, vamos a hablar de un juego de estrategia que consiste en «deshojar una margarita».

Es un juego para 2 jugadores y la posición inicial será la siguiente margarita.

Por turnos, cada jugador retira uno o dos pétalos de la margarita, con la condición que si son dos deben ser pétalos contiguos. Gana el jugador que se lleva el deseado último pétalo.

Es un juego sencillo pero lo realmente interesante es la investigación que puede generar entre nuestro alumnado:

1.- ¿Debo ser gentil y dejar jugar primero a mi oponente?

2.- ¿Y si en el caso de retirar 2 pétalos, no tuviesen que ser contiguos?

3.- ¿Qué pasa si la margarita tiene un número impar de pétalos?

Y solo me queda invitaros a deshojar margaritas virtuales con vuestros alumnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *