Tal día como hoy pero de 1858, nace la protagonista de nuestra pincelada matemática. Hablamos de Charlotte Angas Scott.

Charlotte Angas Scott (1858-1931)

Su interés por las matemáticas fue alentado por su padre, quien le facilitó su acceso a la materia a la temprana edad de 7 años al proporcionarle tutores particulares, ya que en esos tiempos no estaba reglamentada la educación de las mujeres.

A los 18 años obtuvo una beca de estudios para el Hitchin College, que pronto sería rebautizado como el Girton College de la Universidad de Cambridge.

Girton College

Cuatro años más tarde se le concedió un permiso especial para que se pudiera presentar a los famosos exámenes “Mathematical Tripos” de graduación en Matemáticas de Cambridge, que eran exclusivamente masculinos. En esas pruebas obtuvo la octava mejor nota pero no se le concedió el título ni se le permitió asistir a la ceremonia de graduación por ser mujer.

Al no asistir a la graduación, no pudo ver como todos sus compañeros boicoteaban la ceremonia al grito de ¡Scott es de  Girton! .

A raíz de este suceso, circuló una petición a la Universidad de Cambridge para que concediese a las mujeres el derecho a presentarse a los exámenes y obtener la graduación. Esta petición fue aceptada «a medias» pues se permitió a las mujeres presentarse y recibir un certificado especial en el que figuraba su puntuación y su lugar en una lista exclusivamente femenina, pero no se les concedió el derecho a obtener la titulación con honores que recibían los hombres hasta 1948.

A pesar de todo, Scott continuó en Girton, donde comenzó su carrera investigadora en Geometría Algebraica; lo que le permitió conseguir el doctorado en 1885.

En ese mismo año se fundó el Bryn Mawr College en Pensylvania, que fue la primera institución de educación superior de EE.UU. que permitió formación de postgrado a las mujeres.

Bryn Mawr College

Por recomendación de su tutor de doctorado, Scott se fue a trabajar allí y se convirtió en la primera Jefa de Departamento de Matemáticas del Bryn Mawr. Como tal, estableció los requisitos de aritmética, álgebra y geometría plana que se instituyeron en 1885 para la admisión del alumnado en el Bryn Mawr College; pero también instó a la Universidad a realizar una prueba de acceso que finalmente se instituyó en 1901 y que continúa en la actualidad.

En 1891 fue la primera mujer en formar parte de la New York Mathematical Society que más tarde, en 1894, pasaría a ser estatal y rebautizada como American Mathematical Society, convirtiéndose Scott en la única mujer en formar parte del Consejo de dicha Sociedad desde sus inicios.

En 1924 se jubiló, a los 67 años, pero continuó un tiempo más en el Bryn Mawr para ayudar a su última alumna de doctorado a completar su tesis. Sólo entonces regresó a Inglaterra y se instaló en Cambridge hasta su muerte en 1931.

 Y así termina esta breve pincelada matemática sobre Charlotte Angas Scott, una figura clave en el acceso de las mujeres a la educación en matemáticas.

José Emilio López García
Profesor de Matemáticas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *