Y los números no podían ser menos, aunque quiero recordar que entre ellos alguno perfecto si existe.

Primeros números perfectos

Recordar que un número era perfecto si coincidía con la suma de sus divisores propios. Por ejemplo, el 6 es un número perfecto ya que:

6 = 1 + 2 + 3

Desgraciadamente o no y eso hace más especiales a estos números, en casi la totalidad de números esta suma no coincide y divide a los números no perfectos en abundantes y deficientes.

  • Números abundantes: la suma de los divisores propios supera al número. Por ejemplo, el 12 es abundante ya que:
1 + 2 + 3 + 4 + 6 = 16 > 12
  • Números deficientes: la suma de los divisores propios es inferior al número. Así el 8 es un número deficiente porque:
1 + 2 + 4 = 7 < 8

Y ya que estamos, ¿2021 será abundante o deficiente?.

José Emilio López García
Profesor de Matemáticas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *