Seguramente muchos, entre los que no me incluyo, han pensado que los números naturales N={1,2,3,…..} pueden ser odiosos y malvados. Pues siento decir que eso es imposible. Podrán ser odiosos o malvados pero jamás un número natural será odioso y malvado. ¿Por qué?.

La explicación la encontramos en el código binario, en el cuál puede expresarse cualquier número natural. El sistema binario sólo utiliza ceros y unos y su importancia y popularidad radica en que es el empleado por los ordenadores.

Pasar un número natural a binario es muy fácil pues consiste en hacer divisiones sucesivas entre dos. Cuando no podamos dividir más, debemos escribir el último cociente y todos los restos en sentido contrario.

Por tanto, todo número natural puede ser expresado como una secuencia de ceros y unos. Dicha cantidad de unos podrá ser par o impar y aquí está la clave. Si el número de unos es par será un número malvado y, si por el contrario, el número de unos es impar el número será odioso.

De esta forma 33, en binario 100001, es un número realmente malvado mientras que el 7, en binario 111, será sólo odioso.

Por cierto tu número favorito, ¿es odioso o malvado?.

José Emilio López García
Profesor de Matemáticas

16 respuestas a “Números odiosos y malvados”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *