Tal día como hoy, 22 de septiembre, pero de 1765 nacía en Valentano (Italia) un matemático cuya regla muchos hemos usado para obtener raíces enteras de polinomios, factorizar polinomios o dividir polinomios bajo ciertas condiciones.

Como muchos ya sabrán, hablamos de Paolo Ruffini.

Paolo Ruffini (1765-1822)

Estudió matemáticas, literatura, filosofía, medicina y biología en la Universidad de Módena. Después de graduarse fue nombrado en 1788 profesor de Fundamentos de Análisis y de Elementos Matemáticos en la universidad de Módena, de la cual fue nombrado rector en 1814.

Su labor docente se vió interrumpida en 1798 por negarse a pronunciar el juramento de fidelidad a la República Cisalpina creada por Napoleón Bonaparte. Afortunadamente un año después, al entrar los austriacos en Módena le fueron devueltas sus cátedras. En 1806 pasó a enseñar matemáticas aplicadas en la Escuela Militar.

Ruffini realizó grandes aportes a las matemáticas, de los cuales el más relevante implica la afirmación de imposibilidad de alcanzar la resolución de ecuaciones de quinto grado usando raíces; este avanzado estudio fue ampliado en 1824 por Niels Henrik Abel.

Su aportación más conocida en las matemáticas es la Regla de Ruffini (1809) y que, en la actualidad, se explica en todos los institutos.

Y así termina esta breve pincelada sobre Ruffini, un matemático genial que nos acompañará siempre en nuestros años de docencia matemática.

José Emilio López García
Profesor de Matemáticas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *