Hoy, nos vamos a poner el delantal blanco, espero que no se convierta en uno negro, y vamos a cocinar matemáticamente.

Estamos acostumbrados a que las recetas sean diseñadas para 4, 6 u 8 comensales. Por ejemplo, para elaborar una deliciosa tarta de zanahoria (carrot cake) necesitaremos:

Receta para 4 comensales

¿Cómo nos las arreglaríamos si tenemos 50 invitados? Pues como buenos chefs matemáticos recurriremos a la famosa y fabulosa regla de tres.

La regla de tres es una forma de resolver problemas de proporcionalidad entre tres valores conocidos y una incógnita, estableciendo una relación de proporcionalidad entre todos ellos.

En este caso, si tenemos las cantidades que debemos usar para 4 comensales y tenemos que elaborar la tarta para 50 comensales, deberíamos proceder de la siguiente manera para cada ingrediente:

Regla de tres

Nos encontramos ante una regla de tres directa y para obtener la incógnita x, debemos multiplicar en cruz. Por tanto:

4\bullet X = 50 \bullet 210

Y ya sólo nos falta despejar la x y, si recordamos, como el 4 multiplica a la x deberá pasar dividiendo.

X=\frac{50\bullet210}{4}=2625\space gr \space de \space harina

Y de igual forma debemos operar con el resto de ingredientes para obtener las cantidades necesarias para 50 comensales.

Pues como concursantes de este «Masterchef Confinados Edición 1» debemos elaborar un menú que incluya un plato principal y un postre. Así que debemos pensar cuál es nuestro menú favorito y escribir las cantidades necesarias de cada ingrediente para 4 comensales. Para realizar este paso podemos recurrir a nuestros padres o consultarlo en internet.

A continuación, debemos elaborar ese menú para 30 invitados. ¿Qué cantidades necesitaríamos? Así que manos a la obra y a cocinar, perdón, a calcular.

Deberemos presentar ante este jurado exigente (antes del 25 de mayo) ese menú para 4 comensales, los cálculos necesarios para obtener la cantidades para 30 comensales y como quedaría la receta para nuestros invitados.

Así que 3, 2, 1, ….y a cocinar con mucho saborrrrrrr. Sólo espero que vuestro trabajo no merezca un delantal negro.

José Emilio López García
Profesor de Matemáticas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *